Francisco Guerrero en el monasterio jerónimo de Yuste (Cáceres)

Ruiz Jiménez, Juan
Real Academia de Bellas Artes de Granada
0000-0001-8347-0988

Resumen

Evento acerca de la visita que Francisco Guerrero realizó al emperador Carlos V en su retiro del monasterio jerónimo de Yuste (Cáceres). En ese encuentro, Guerrero presentó al emperador motetes, chanzonetas y misas, una de las cuales se cantó en su presencia por la capilla de música del monasterio.

Palabras clave

cartografiando Francisco Guerrero , motete , misa (género musical) , chanzoneta (ver también villancico) , obras manuscritas de Francisco Guerrero , obras en castellano , Francisco Guerrero. Sacrae cantiones quae vulgo moteta nuncupatur [G 4866] , Carlos V (rey) , Francisco Guerrero (compositor, maestro de capilla) , capilla musical del convento de San Jerónimo (Yuste) , Esteban de Córdoba (tenor) , Juan de Osma (tenor) , Sebastián de Alcalá (tenor) , Miguel Romero (contralto) , Antonio de Navalperal (tiple) , Pedro de Molina (contralto) , Juan Villamayor (bajo, maestro de capilla) , Álvaro Calderón (contralto) , Andrés de la Torre (bajo) , Juan de Logroño (tiple) , Marcos de Cardona (bajo)


Francisco Guerrero visitó al emperador Carlos V en el monasterio jerónimo de Yuste (Cáceres) para presentarle sus últimas composiciones en una fecha sin determinar c. 1557. Dos son los testimonios que tenemos de esta visita. El primero es del clérigo benedictino Prudencio de Sandoval (c. 1552-1620), obispo de Pamplona, en su Historia de la Vida y hechos del emperador Carlos V... Segunda Parte (p. 828):

Presentole un maestro de capilla de Sevilla que yo conocí, que se decía Guerrero, un libro de motetes que él había compuesto y de misas, y mandó que cantasen una misa por él y acabada la misa envió a llamar al confesor y dijole: O hideputa que sotil ladrón es ese Guerrero, que tal paso de fulano y tal de fulano hurtó: de que quedaron todos los cantores admirados que ellos no lo habían entendido hasta que después lo vieron”.

Guerrero imprimió en 1555 la colección de motetes Sacrae cantiones quae vulgo moteta nuncupatur (Sevilla: Martín de Montesdoca, 1555) [G 4866] que contenía probablemente los motetes que llevó en esa visita. Las misas tuvieron que ser manuscritas ya que esta es la referencia más temprana a una obra de este género que conocemos del compositor. El comentario del emperador sugiere una misa parodia, tal vez alguna de las impresas diez años más tarde en París. Los “fulanos” a los que Guerrero “hurtó” probablemente eran Cristóbal de Morales (Missa Sancta et immaculata), Guillaume Le Heurteur (Missa Congratulamini mihi) o Philippe Verdelot (Missa Dormendo un giorno).

El segundo testimonio de la visita de Guerrero a Yuste la proporciona Luís Reial de Gouveia que había estado al servicio de Juan de Silva, IV conde de Portalegre, embajador de Felipe II en la corte portuguesa, el cual debía tener una sólida formación musical ya que habla de sus experiencias como cantor en Lisboa, Toledo y Madrid, acompañando al conde. Nos dice:

E tienen exzemplos como huã monarca como Carlos quinto estando en São Yuste na vera de Plasençia pagando hu mestre da igreja mayor de Seuilha chamado Guerreiro por a li lhe fizera seruiçio da hu libros de miças e chãosonetas, e mandando cantar huã das miças, vio o prior estar o emperador na sua tribuna cantando huã das vozes. E fazendo o compaço, ho que mais ouue e disse que for curiozo leia a sua caroniqua”.

Como vemos, en esta referencia se sustituyen los motetes por las chanzonetas, género que Guerrero ya cultivaba desde su juventud, sin que en ninguno de los dos casos se puedan precisar exactamente cuáles serían las obras que el compositor presentó al emperador, el cual, a tenor de ambas crónicas tenía una sólida formación musical.

Conocemos los músicos que debieron interpretar las obras de Francisco Guerrero. Se trataba de una serie de monjes jerónimos seleccionados entre los mejores cantores de los distintos monasterios de la orden: Esteban de Córdoba, tenor, de Alcira; Juan de Osma, tenor, de Nuestra Señora de Prado; Sebastián de Alcalá, tenor, y Miguel Romero, contralto, de Santa Engracia de Zaragoza; Antonio de Navalperal, tiple, Pedro de Molina, contralto, y Juan Villamayor, bajo y maestro de capilla, del Parral (Segovia); Álvaro Calderón, contralto, de San Jerónimo de Zamora; Andrés de la Torre, bajo, de Santa Catalina de Talavera; el tiple Juan de Logroño, de La Estrella y Marcos de Cardona, bajo, de San Jerónimo de La Murtra (Badalona, Barcelona).

Fuente:

Sandoval, Prudencio, Historia de la Vida y hechos del emperador Carlos V... Segunda Parte. Pamplona: Bartolomé París, 1614, 828.

Bibliografía:

Robledo Estaire, Luis et al., Aspectos de la cultura musical en la Corte de Felipe II. Madrid: editorial Alpuerto, 2000, 65. Bouza, Fernando, “Vidas de Palacio. Las biografías manuscritas como manual de Corte”, en Corre manuscrito: una historia cultural del Siglo de Oro. Madrid: 2001, 236-237.

Vicente, Alfonso de, "Los cargos musicales y las capilla de música en los monasterios de la orden de San Jerónimo (siglos XVI-XIX)". Tesis doctoral. Universidad Complutense, 2010, 637.


Creado: 12 Jul 2020
Modificado: 13 Jul 2020
Referenciar: Ruiz Jiménez, Juan. "Francisco Guerrero en el monasterio jerónimo de Yuste (Cáceres)", Paisajes Sonoros Históricos, 2020. ISSN: 2603-686X. http://historicalsoundscapes.com/evento/1159/yuste.
Recursos
Coro del monasterio jerónimo de Yuste

Coro del monasterio jerónimo de Yuste

Enlace externo

Historia de la Vida y hechos del emperador Carlos V.. Prudencio de Sandoval (1614), fol. 828

Historia de la Vida y hechos del emperador Carlos V.. Prudencio de Sandoval (1614), fol. 828

Enlace externo

"Kyrie". Missa Dormendo un giorno. Francisco Guerrero. Liber primus missarum (París, 1566), fol. XCVv

"Kyrie". Missa Dormendo un giorno. Francisco Guerrero. Liber primus missarum (París, 1566), fol. XCVv

Enlace externo

Missa Dormendo un giorno. Francisco Guerrero