Actuación de la compañía de Antonio de Escamilla en la celebración del Corpus Christi en Madrid (1665)

Ruiz Jiménez, Juan
Real Academia de Bellas Artes de Granada
0000-0001-8347-0988

Resumen

En los festejos del Corpus Christi que se celebraron en Madrid en 1665, una de las compañías encargadas de la representación de los autos sacramentales compuestos por Pedro Calderón de la Barca fue la de Antonio de Escamilla, en la cual encontramos a su hija Manuela de Escamilla como tercera dama. Estos autos sacramentales se representaron en la Obrería de la Villa y en las plazas del Alcázar y de la Villa.

Palabras clave

representación teatral , carros de representación , fiesta del Corpus Christi , procesión general , proyecto mujeres y redes musicales , Manuela de Escamilla [Vázquez] (actriz, cantante, tañedora, autora de comedias) , Antonio de Escamilla ázquez] (autor de comedias, actor, cantante, bailarín) , Miguel de Orozco (actor) , Juan González (actor) , Diego Carrillo (actor, cantante, bailarín) , Jerónimo Peña Roja (actor) , Mateo de Godoy (actor) , Pedro de Carrasco (actor) , Juan Malaguilla (arpista, actor) , Gaspar Real (músico de teatro) , María de Quiñones (actriz) , Isabel de Gálvez (actriz) , María de Escamilla [de la Cruz] (actriz, cantante, bailarina) , Gregorio de Castañeda (apuntador) , Gabriel de Robles (guardarropa) , Juan Luis (cobrador) , Jerónimo de Chávarri (actor) , Bernarda Manuela Velázquez, la Grifona (actriz, cantante) , Pedro Calderón de la Barca (escritor) , Juan Hidalgo (compositor) , María de Salinas (actriz)


La procesión del Corpus Christi era uno de los acontecimientos festivos anuales más importantes en la villa de Madrid, al igual que ocurría en la mayor parte de las ciudades de las coronas hispanas, realzado en ella por la presencia de la corte. Su itinerario habitual (podía presentar alguna variación motivada por diferentes circunstancias) partía de la iglesia de Santa María y continuaba por la calle Platería hasta la puerta de Guadalajara, para entrar en la plaza Mayor por la calle Nueva, proseguía por la calle Toledo, Latoneros, Puerta Cerrada, la plaza del Cordón y calle de Santa María para llegar de nuevo a la iglesia de la que había salido.

Uno de los elementos característicos de la procesión del Corpus eran los carros en los que se representaban los autos sacramentales, formados por distintas unidades o “medios carros” para conformar la integridad del escenario. Las representaciones tenían lugar en lugares estratégicos del itinerario procesional, entre otros la plaza del Alcázar, la plaza Mayor y la plaza de la Villa, donde se disponían escenarios (“tablados”) a los que se acoplaban los carros.

Manuela de Escamilla participó en la representación de los autos sacramentales del Corpus Christi madrileño en distintas ocasiones y con diversas compañías. En 1665, fueron las compañías de su padre, Antonio de Escamilla, y de Francisco García “el Pupilo” las encargadas de representar los autos de Pedro Calderón de la Barca titulados Psiquis y Cupido y El viático cordero, sin que sepamos qué compañía representó cada uno de estos autos.

La documentación del Corpus de 1665 nos proporciona dos listados de los integrantes de la compañía de Antonio de Escamilla en ese año, los cuales presentan alguna pequeña variación. En 1665, la compañía de Antonio de Escamilla estaba formada por:

1er galán, Alonso de Olmedo

2º galán, Juan González

3er galán, Miguel de Orozco

4º galán. Diego Carrillo

5º galán Jerónimo Peña Roja

1er barba Mateo de Godoy

2º barba Pedro Carrasco

Juan de Malaguilla, arpista

Gaspar Real, músico

1ª dama, María de Quiñones

2ª dama, Isabel de Gálvez

3ª dama, Manuela de Escamilla

4ª dama, María de Escamilla

Gregorio de Castañeda, apuntador

Gabriel de Robles, guardarropa

Juan Luis, cobrador

En el segundo listado se precisa que Antonio de Escamilla es el “autor” [= empresario], el arpista Juan de Malaguilla aparece como cuarto galán, encontramos un actor más, Gerónimo de Chávarri, la segunda dama ya no es Isabel de Gálvez sino Bernarda Manuela Velázquez, la Grifona, destacada actriz cantante que, con cierta frecuencia, formó parte de la compañía de Antonio de Escamilla y compartió escenario con su hija Manuela y aparece como quinta dama la actriz María de Salinas.

El contrato de obligación para representar uno de los autos sacramentales de la festividad del Corpus Christi de 1665 fue firmado por Antonio de Escamilla el 18 de marzo. Se especifica que el auto sería “en la forma de la composición hecha por don Pedro Calderón de la Barca” y que las representaciones tendrían lugar: “el día de la muestra, como el de el Corpus [4 de junio] y en los demás días de su octava, según y en la forma que se ha hecho siempre”. El costo de estas representaciones ascendía a 950 ducados, desglosados del siguiente modo:

- 800 ducados por las representaciones del auto sacramental.

- 100 ducados por la representación del auto el sábado siguiente.

- 50 ducados “por la mitad de la joya que se da a las dos compañías que representan los dichos autos”.

De esta cantidad habría que descontar 975 reales (88 ducados y 150 maravedís) que irían a:

- Don Pedro Calderón de la Barca, 700 reales (63 ducados y 175 maravedís) por la composición del auto sacramental.

- A los mozos que han de llevar los carros, 275 reales (24 ducados y 350 maravedís).

Hay un libramiento suelto de 300 reales a Antonio de Escamilla, “de una niña que entra en su auto”, y otros pagos extraordinarios, entre los que encontramos:

- A Manuela de Escamilla, “para un manto”…. 200 reales.

- A Gaspar Real [músico de la compañía de Escamilla]…. 150 reales.

- María de Quiñones [1ª dama de la compañía de Escamilla]… 500 reales.

- Escamilla…. 9.475 reales.

- Calderón….. 5.800 reales.

- Almuerzo de compañías…. 1.200 reales.

- Juan Hidalgo…. 500 reales.

Este último pago confirma que fue Juan Hidalgo el compositor para la música de los autos sacramentales que Calderón escribió para la festividad del Corpus madrileño en 1665.

Los carros de representación fueron construidos por Juan de Caramanchel. Los “ocho medios carros triunfales” debían hacerse “conforme a las memorias del señor don Pedro Calderón de la Barca”, con un costo de 12.750 reales. Este precio incluía también el tablado que se tenía que fabricar en “la obrería” para la muestra de los autos sacramentales. Esta “obrería de la villa” se encontraba en la calle del mismo nombre que luego se renombró como calle San Bernabé, enfrente del hospital de la Orden Tercera de San Francisco, en las Vistillas de San Francisco. Se conserva la descripción pormenorizada que Pedro Calderón de la Barca proporcionó para las “apariencias” que se tenían que hacer en los carros triunfales donde se representarían sus dos autos sacramentales: El viático cordero y Psiquis y Cupido. Como en otros autos calderonianos, en estos la música desempeña un importante papel. Entre los libramientos efectuados para la festividad del Corpus Christi de 1665, encontramos varios destinados a los efectivos musicales desplegados en la procesión, sin que se pueda precisar la naturaleza y contexto de sus actuaciones:

- Música……. 2.244 reales.

- Trompetas… 600 reales.

- Ministriles… 682 reales.

En 1665, el rey Felipe IV comunicó al consistorio municipal que para reducir los gastos que ocasionaba la representación de los autos sacramentales “a cada consejo en particular” resolvía:

“Que después de hecho en Palacio que ha de ser el día del Corpus y el siguiente, los vean los consejos juntos en la plazuela de la Villa, sentándose los presidentes por su grados en las ventanas del tablado que se dispusiere para este efecto”.

Señalaba que el acomodo de los consejos sería similar al que se observaba en la fiestas del Retiro y que en lo alto de las ventanas del tablado, en la parte central, debía colocarse un retrato suyo que impidiera cualquier discusión al respecto.

Sebastián de Herrera, “maestro mayor de las obras de su majestad”, fue el encargado de construir el tablado que se hizo en la plaza de la Villa, del cual se ha conservado un dibujo, el cual costó 1.200 ducados (véase recurso). Se conserva igualmente el listado de todos los integrantes de los distintos consejos que asistieron a las representaciones en este tablado.

El tablado de la plaza del Palacio Real, “en que sus majestades ven en palacio la representación de los autos del Santísimo Sacramento”, fue construido por Diego Soriano, maestro de carpintería, con un costo anual de 2.800 reales de vellón (durante un periodo de cuatro años).

Fuente:

Archivo de la Villa de Madrid. Autos tocantes a las fiestas del Corpus de 1665, sig. 2-198-10.

Bibliografía:

Cristóbal Pérez Pastor. Documentos para la biografía de Don Pedro Calderón de la Barca. Madrid: Estab. tip. de Fortanet, 1905, 308-315.

Creado: 12 Sep 2021
Modificado: 13 Sep 2021
Referenciar: Ruiz Jiménez, Juan. "Actuación de la compañía de Antonio de Escamilla en la celebración del Corpus Christi en Madrid (1665)", Paisajes Sonoros Históricos, 2021. ISSN: 2603-686X. http://historicalsoundscapes.com/evento/1355/madrid.
Recursos
Tablado de la plaza de la Villa

Tablado de la plaza de la Villa

Enlace externo

Listado de la compañía teatral de Antonio de Escamilla (1665)

Listado de la compañía teatral de Antonio de Escamilla (1665)

Enlace externo

Quedito, pasito/em>. Juan Hidalgo