Música doméstica en la casa del mariscal de Castilla Arias Pardo de Saavedra (1560-1561)

Ruiz Jiménez, Juan
Real Academia de Bellas Artes de Granada
0000-0001-8347-0988

Resumen

Una de las anécdotas narradas por el médico portugués Juan Méndez Nieto en sus Discursos medicinales nos permite acercarnos a la actividad musical doméstica en la casa que tenía en Sevilla Antonio Arias Pardo de Saavedra, mariscal de Castilla. En ella residía una joven cantante y arpista que había sido alumna de Francisco Guerrero, compositor y maestro de capilla de la catedral hispalense.

Palabras clave

música doméstica , lecciones de música , cartografiando Francisco Guerrero , proyecto mujeres y redes musicales , Juan Méndez Nieto (médico, tañedor de arpa, cantante) , Antonio Arias Pardo de Saavedra (mariscal de Castilla, alcalde mayor y veinticuatro de Sevilla) , Francisco Guerrero (compositor, maestro de capilla) , arpista


Juan Méndez Nieto fue un médico portugués que, entre 1606 y 1609, escribió en Cartagena (Colombia) un tratado de medicina, Discursos medicinales, en el que nos da cuenta de su experiencia profesional y personal a lo largo de su dilatada carrera. Había nacido en Miranda do Douro hacia 1531 y se había formado en la Universidad de Salamanca, donde estuvo hasta 1559. Su formación musical en esos años debía ser consistente, ya que durante su estancia en esa ciudad enseñó al rector de la Universidad “ a tocar arpa”. Sus pasos lo llevaron a Sevilla a principios de 1560 y en esta ciudad ejercerá su profesión con gran éxito social y económico hasta mediados de 1561. En Sevilla, se casará, en secreto, con Marta Ponce, sobrina de la marquesa de Villanueva, con una fuerte oposición de parte de la familia, lo cual les obligará a abandonar rápidamente la ciudad, con destino a Sanlúcar de Barrameda y, de allí, a la isla de la Palma, desde donde se trasladarán a Santo Domingo, lugar al que llegaron el 26 de enero de 1562. En el “Discurso 20” del Libro primero, Méndez Nieto nos relata uno de los casos clínicos que atendió en Sevilla, del que podemos obtener una interesante información musical:

“Morava en mi tiempo en Sevilla, en las casas del Mariscal, un hidalgo que se decía Fulano de Ávila, que tenia una hija de hasta 18 años, que entonces era la mejor habilidad que en aquella çibdad había, porque demás de ser diestra en el canto de órgano, como discípula que era del famoso Guerrero, tocaba extremadamente la arpa, y con esto tenía una voz y garganta angélica. Fue Dios servido de dalle, a vueltas de tantas gracias, un flujo de sangre por la vía de la urina, tan terrible y espantoso que arrojó en menos de seis horas catorce libras de sangre, y éstas sin la que no se pudo coger ni pesar, que no fue poca. Pues, como yo tuviese con ella mucho comercio y conocimiento por vía de la música, acerté de ir allí aquel día por la tarde, que llevaba un amigo de mi tierra, para que la oyese como cosa rara y maravillosa, que tal era ella. Y como la hallase tan fatigada y peligrosa, con el color perdido y desmayada...”.

Su intervención le salvó la vida y gracias a la mediación del doctor León que atendía a la paciente estuvo trabajando en el hospital del Amor de Dios hasta que partió de la ciudad. Este texto nos confirma un hecho poco conocido, la actividad docente del compositor Francisco Guerrero en el ámbito doméstico con mujeres de una cierta posición social, al igual que hacían otros músicos catedralicios contemporáneos, entre ellos los racioneros organistas Francisco Peraza I y Jerónimo de Peraza I. La música había sido el nexo de unión entre la paciente y el doctor, probablemente en veladas musicales que tuvieron lugar en la casa del mariscal de Castilla, a las que Méndez Nieto, que también cantaba, mantuvo su afición hasta una avanzada edad. Escribiendo el tercero de los “discursos” de su Libro primero, en 1607, cuando ya contaba con 76 años, nos da cuenta de ello: “unas octavas que no ha muchos días que hice, con las cuales algunas veces cantándolas al cuarto del alba, después de bien cansado de estudiar, me enternezco como es razón, porque las canta conmigo una negra criolla mía, que ha tenido la mejor voz que ha habido en las Indias, a donde por maravilla hay una razonable, y con esto es diestra en el canto de órgano y la sonada que en la arpa se le da muy aparejada para todo ello, y son las octavas estas que se siguen: “Males que de mi mar tarde os cansaste...” La residencia en la que vivía la paciente sevillana del doctor Méndez Nieto eran las casas del mariscal de Castilla, posiblemente porque su padre estuviera a su servicio. En 1560, era mariscal de Castilla, alcalde mayor de la justicia en Sevilla y veinticuatro de esa ciudad Antonio Arias Pardo de Saavedra. Su residencia hispalense se encontraba en Triana, en el camino que iba al monasterio cartujo de Santa María de las Cuevas, y es recogida en una de las vistas de Sevilla que dibujó Anton van den Wyngaerde en 1567 (véase recurso). En ella debía tener lugar una significativa actividad musical. Antonio Arias Pardo de Saavedra fue sobrino del cardenal Juan de Tavera, del que también era sobrino el sevillano Diego de Tavera, obispo de Jaén, al que Luis Venegas de Henestrosa dedicará su Libro de cifra nueva para tecla, arpa y vihuela (Alcalá de Henares, Juan de Brocar, 1557).

Fuente:

Biblioteca de la Universidad de Salamanca. Méndez Nieto, Juan. Discursos medicinales, Ms. 2208 (1607-1611)

Bibliografía:

Domínguez Bordona, Jesús, “Discursos Medicinales del Licenciado Juan Méndez Nieto, Boletín de la Real Academia de la Historia, 107 (1935), 171-288; 108 (1936), 49-98.

Castillo Mathieu, Nicolás del, “Juan Méndez Nieto, autor del primer tratado colombiano de medicina”, Thesaurus: boletín del Instituto Caro y Cuervo, 45 (1990), 355-440.

Creado: 15 Nov 2015
Modificado: 16 May 2022
Referenciar: Ruiz Jiménez, Juan. "Música doméstica en la casa del mariscal de Castilla Arias Pardo de Saavedra (1560-1561)", Paisajes Sonoros Históricos, 2015. ISSN: 2603-686X. http://historicalsoundscapes.com/evento/401/sevilla.


Recursos
Casas del mariscal de Castilla (G). Anton van den Wyngaerde (1567)

Casas del mariscal de Castilla (G). Anton van den Wyngaerde (1567)

"Para quién crié yo cabellos". Antonio de Cabezón. Luis Venegas de Henestrosa. Libro de cifra nueva para tecla, arpa y vihuela (Alcalá de Henares, Juan de Brocar, 1557), fol. 66v.

"Para quién crié yo cabellos". Antonio de Cabezón. Luis Venegas de Henestrosa. Libro de cifra nueva para tecla, arpa y vihuela (Alcalá de Henares, Juan de Brocar, 1557), fol. 66v.

Enlace externo

Para quién crié yo cabellos. Antonio de Cabezón. Sara Águeda (arpa)