Primera referencia al órgano de la iglesia de Santiago

Ruiz Jiménez, Juan
Real Academia de Bellas Artes de Granada
0000-0001-8347-0988

Palabras clave

arreglo de órgano , tañer órgano , Francisco Enrique de Porres (organero)


En 1580, Miguel de Frutos era organista en la iglesia de Santiago, lo cual constituye el primer testimonio de la presencia de este instrumento en la parroquial que era sede del Tribunal de la Inquisición y donde se exponían los sambenitos de los penitenciados.

En 1614 se efectúa una renovación del órgano de la iglesia de Santiago, que pone de manifiesto la antigüedad del instrumento existente en esta institución:

“El arçobispo mi señor mandó reparar el órgano questá en la iglesia de Santiago desta ciudad, atento questá muy maltratado y le faltan munchos cañones y no se sirven del”. La supervisión de la reparación se encomendaba a Martín de Caracuel, beneficiado de la iglesia de Santiago.

El doctor Juan Crespo Marmolejo, en el concierto de este instrumento, hace constar que solo se puede aprovechar el secreto viejo y el metal de los caños viejos que hay, que faltan cincuenta tubos nuevos, poco más o menos, y que realizando lo restante nuevo “y partiendo un registro digo que merece muy bien los cien ducados, puesto el dicho órgano en toda perfesçión”. El organero encargado de esta reforma será Francisco Enrique de Porres, “maestro de hacer órganos”, el cual se compromete a las condiciones establecidas en el contrato firmado el 24 de septiembre de 1614. Las condiciones de ese contrato fueron las siguientes:

- “Primeramente ha de ser del tono que tenía antes que es de catorçe palmos

 el tono a que responde, y el caño mayor es de siete palmos [flautado tapado].

- Así mesmo a de tener las mesmas mixturas por causa de que el secreto viejo está así dispuesto y no se puede innovar nada si no se hace otro nuevo y si se quisiere haçer es de muncho preçio y eso no se pretende.

- Hase de haçer la caja toda nueva y de esta traça [ver recurso] y todo de pino y los fuelles se han de encajonar que no se vean porque estén más guardados y que se tiren con unas correas. Esta caja ha de tener cerca de cuatro varas de alto con pie y remates y vara y media poco menos de ancho lo que pidiere la proporción.

- Hanse de haçer los fuelles nuevos y guarneçidos de nuevo.

- Hase de haçer el juego nuevo y enhilarlo de nuevo y tiradores nuevos.

- De modo que todo a de ser nuevo excepto que el secreto viejo que tiene a de servir con tal que se ha de deshacer por estar todo pasado y se ha de volver a labrar y guarnecer todo de nuevo, así de madera como de baldreçes que quede mejor que nuevo.

- Hanse de haçer los ruestros nuevos sobre que asientan los caños.

- Para esto han quedado algunos caños viejos que diçen serán çiento y tantos pocos más o menos, lo cuales se han de poner en el órgano que se hiciere con condición que se han de desvaratar por estar abollados y maltratados que como están no pueden servir y yo he de añadir los más que faltaren que por todos son çiento y sesenta y tantos caños.

Es un instrumento que todo nuevo sin dar nada de el viejo vale dosçientos y cincuenta ducados y dándolo yo acabado de todo punto corriente y moliente y a gusto de todos los que de ello entendieren se me a de dar y pagar çien ducados por último conçierto que es lo menos en que lo puedo haçer, haciendo muy gran comodidad, y para el comienço de esta obra se me ha de dar antes que se comience cincuenta ducados para comprar los adherentes y acabado que sea los otros cincuenta restantes y para todo daré bastante seguridad

Franco Henrique de Porres [Rúbrica]”.

La obra terminada fue recepcionada el 26 de noviembre de 1614 por los doctores Martín de Caracuel y Juan Crespo Marmolejo.

La traza de este órgano es muy simple y nos muestra un ejemplo de órgano de un ala. La caja está constituida por dos calles, de altura desigual, en la cuales se dispone la tubería, provistas de pequeños pináculos, rematando el conjunto un medallón con una cruz en la parte superior. En la misma traza se esbozan las puertas de cierre de la caja.

Fuente:

Bibliografía:

RUIZ JIMÉNEZ, Juan. Organería en la diócesis de Granada (1492-1625), Granada, Diputación, 1995, pp. 24, 63, 161-163.

Creado: 23 Ago 2016
Modificado: 23 Jun 2019
Referenciar: Ruiz Jiménez, Juan. "Primera referencia al órgano de la iglesia de Santiago", Paisajes Sonoros Históricos, 2016. ISSN: 2603-686X. http://historicalsoundscapes.com/evento/536/granada.


Recursos
Traza del órgano para la iglesia de Santiago. Francisco Enrique de Porres (1614)

Traza del órgano para la iglesia de Santiago. Francisco Enrique de Porres (1614)

Rubrica del organero Francisco Enrique de Porres (1614)

Rubrica del organero Francisco Enrique de Porres (1614)

"Fabordones. Quarto tono". Antonio de Cabezón. Obras de música para tecla, arpa y vihuela  (1578), fol. 16r.

"Fabordones. Quarto tono". Antonio de Cabezón. Obras de música para tecla, arpa y vihuela (1578), fol. 16r.

Enlace externo

Fabordones. Cuarto tono. Antonio de Cabezón



Términos de búsqueda
Localización/es:
Fecha: 1-1-1580
Periodicidad: diaria
Tipo de evento:
Agente/s: