Procesión de entierro de ajusticiados (1614)

Ruiz Jiménez, Juan
Real Academia de Bellas Artes de Granada
0000-0001-8347-0988

Resumen

Descripción de la procesión de entierro de ajusticiados que anualmente organizaba la cofradía del Santísimo Sacramento y de Misericordia del hospital del Corpus Christi en el domingo de Lázaro o de Pasión (quinto domingo de Cuaresma).

Palabras clave

procesión mortuoria , procesión , traslado procesional de un difunto a la iglesia , responso , misa de réquiem , proyecto cofradías , cofradías sacramentales , capilla musical de la catedral , cofradía del Corpus Christi de Misericordia y de Ánimas Benditas del Purgatorio , clerecía , frailes , caballeros , gentío , nobleza


El cronista Francisco Henríquez de Jorquera nos proporciona la descripción de una procesión que se repetía anualmente en la ciudad de Granada. El caso concreto que nos relata se sitúa en el Domingo de Lázaro de 1614. Esta es la denominación que se da al Domingo de Pasión (quinto domingo de Cuaresma) que ese año cayó el 16 de marzo. Entre los terribles métodos de castigo a los ajusticiados estaba el de hacerlos "cuartos". Se trataba de un desmembramiento realizado post mortem en el que se decapitaba el cuerpo y se cortaba en cuatro partes que se ponían en lugares públicos para que sirviera de escarmiento a la población. Diferentes cofradías se encargaban de recogerlos y darles cristiana sepultura. Veamos como describe el cronista granadino este evento concreto:

“Domingo de Lázaro de este dicho año [1614], los hermanos y cofrades del Santísimo Sacramento y cofradía de Misericordia que se sirve en el hospital del Corpus Christi de la ciudad de Granada, dieron principio al piadoso entierro de los ajusticiados que hacen cuartos y ponen por los caminos; que le hicieron con la mayor pompa y celebridad que se ha visto, con mucho y lucido acompañamiento de clerecía y cofradías y frailes de muchas religiones, a los cuales se les dio cera y limosna acostumbrada que se les da en los acompañamientos de los entierros. Pusieron las cajas de los ajusticiados, que fueron cinco, en el humilladero de San Sebastián, desde donde empezó la procesión o entierro hasta el dicho hospital que es grandísimo trecho, siguiendo calle derecha por la carrera y puerta del Rastro, por la Herrería y plaza de Bibarrambla y Zacatín, señor San Gil al dicho hospital. Hubo en este distrito cuatro camas, a trechos, a donde descansaban las dichas cajas y se les decía su responso con la música de la santa iglesia. Llevaban las dichas cajas caballeros de hábitos con grande acompañamiento de caballería, ciudadanos y gente noble y ansí mesmo fue sin número el acompañamiento de gente ciudadana y mercaderes que acompañaron con hachas de cera blanca, que pasaron de más de trescientas personas y fue tanto el gentío que había por las calles que no se podía pasar sino con grande apretura. Fue uno de los días más célebres que se han visto en Granada y quedó establecido para perpetua memoria con licencia que dio el señor arzobispo”.

Fuente:

Henríquez de Jorquera, Francisco. Anales de Granada

Bibliografía:

Henríquez de Jorquera, Francisco. Anales de Granada. Granada: Publicaciones de la Facultad de Letras, 1934, 591-592.

Creado: 25 Jun 2017
Modificado: 23 Feb 2021
Referenciar: Ruiz Jiménez, Juan. "Procesión de entierro de ajusticiados (1614)", Paisajes Sonoros Históricos, 2017. ISSN: 2603-686X. http://historicalsoundscapes.com/evento/669/granada.


Recursos
Fachada del hospital del Corpus Christi. Fotografía de Juan Ruiz Jiménez

Fachada del hospital del Corpus Christi. Fotografía de Juan Ruiz Jiménez

Puerta de Bibarrambla. David Roberts (1833)

Puerta de Bibarrambla. David Roberts (1833)

Itinerario de la procesión de entierro de ajusticiados

Itinerario de la procesión de entierro de ajusticiados

Ne recorderis. Francisco de la Torre (la atribución a Cristóbal de Morales presente en alguno de los manuscritos es errónea)