Procesión de la hermandad del Sagrado Descendimiento de Nuestro Señor y Quinta Angustia de María Santísima

Ruiz Jiménez, Juan
Real Academia de Bellas Artes de Granada
0000-0001-8347-0988

Palabras clave

procesión (Semana Santa) , cofrades penitentes , cantores , trompeta


En 1500, se constituye la cofradía del Descendimiento de Nuestro Señor Jesucristo en el convento del Carmen. El 5 de febrero de 1541, durante el arzobispado de García de Loaysa, se aprueban las primeras Reglas de la Hermandad de las Angustias de Nuestra Señora o Descendimiento de la Cruz que constaban de cincuenta y siete capítulos, firmados por el licenciado Arévalo y Juan Suárez. Entre sus reglas, podemos destacar:

- “El Jueves de la Cena del Señor sean obligados los hermanos a venir a las cinco horas confesados y comulgados so pena de perjuro, y más sean obligados a traer cada uno su aparejo de camisa y disciplina y las camisas sean de angeo curado, largas hasta el suelo, con capirotes romos que cubran el rostro, y la disciplina que sea de manojo con sus herrezuelas o con lo que algunos hermanos acostumbran.

Todos los hermanos lleven ceñidas unas cintas de cuero negro y sus escudos en los pechos con las insignias de la Hermandad que es un corazón con siete espadas cercados por una cinta negra. Los cirios para los hermanos y hermanas que sean azules y no de otro color con el escudo descrito; los que no pudieran ir descalzos que lleven alpargatas, y que el mayordomo tenga tres docenas de camisas y de aparejos para alquilar a los cofrades que no tuvieran propios.

- El mayordomo llevará en las procesiones una cruz grande con su sudario y camisa negra y a la postre vaya un crucifijo grande y lo lleve un cofrade de los más altos, con otros seis que llevan hachas acompañados de los mejores cantores que se hallaren. Ha de ir una trompeta tañendo de dolor y sean obligados todos los hermanos de andar cinco estaciones [= Sagrarios], a saber: San Vicente, el Salvador, la Catedral, San Pablo, la Merced y luego tornen a entrar en donde salieron y hagan el lavatorio”.

El 26 de noviembre de 1563 renovaron sus reglas.

El 6 de mayo de 1608, la hermandad se traslada a una nueva capilla situada a los pies de la nave de la Epístola de la iglesia del convento del Carmen, pagando por ella 7.915 maravedís de censo perpetuo cada año. La capilla fue labrada por la comunidad carmelita, dando la hermandad por su costo cuatrocientos ducados y haciendo donación de la antigua al convento, la cual se hallaba situada en el interior del claustro. Esta nueva capilla medía 6,57 x 6,20 metros.

El 4 de febrero de 1623, a raíz del decreto de reducción de cofradías se unen a la Quinta Angustia las hermandades del Sagrado Lavatorio y la del Prendimiento.

El 18 de abril de 1633, se concierta con el escultor Pedro Nieto las figuras del misterio del Descendimiento, a excepción de la del Santo Cristo:

“El escultor Pedro Nieto, maestro entallador y pintor, vecino de Sevilla en la collación de San Miguel, es convenido con la cofradía de Nuestra Señora de las Angustias, sita en el monasterio del Carmen de esta ciudad, en tal manera que me obligo de hacer para la dicha cofradía y hermandad y para el paso que saca el Jueves Santo en su estación a la Santa Iglesia Mayor las figuras siguientes:

… primeramente dos ladrones a el natural, encarnados y con sus paños, los dos viejos Nicodemus y Josefo de Arimatea, enteros, encarnados hasta el medio muslo y medios brazos, un San Juan Evangelista entero, encarnado las piernas hasta las rodillas y los medios brazos, las tres Marías con sus medios cuerpos y manos y los brazos de lienzo, cuatro ángeles vestidos con sus cornamusas en las manos de dos tercias de alto con su plintos. Todo lo cual me obligo hacer de talla, ropaje y pasta de buena obra a contento y satisfacción de la cofradía y darlo hecho y acabado de aquí a fin de septiembre de este presente año en precio todo ello de mil reales que se me han de pagar como yo los fuere pidiendo de aquí a fin de abril de 1634”. En estos años, la hermandad sacaba también un paso alegórico que representaba el sol eclipsado y otros jeroglíficos, sin que se sepa cuando salió por última vez.

En 1635, el escultor Agustín Muñoz hizo para la hermandad de las Angustias un Cristo articulado, para que pudiera ser descendido de la cruz, siguiendo otros modelos comunes en esta época.

El 22 de abril de 1659, se concierta con el escultor Pedro Roldán la ejecución de once tarjetas con medio relieve para el paso de la Quinta Angustia. A este mismo escultor se atribuye la imagen del Cristo que mide 1,36 metros.

A principios del siglo XVIII, la hermandad cesa durante unos años su estación de penitencia que se reanuda en 1719. Vuelve a cesar en 1786 y en 1800 atraviesa un momento crítico, al fallecer varios hermanos por la epidemia de peste y hundirse el almacén del paso, destruyéndolo y perdiéndose gran parte de los enseres y la documentación de la cofradía. La capilla y el paso serán restaurados en 1806 y se estrenará en la Semana Santa de 1807.

El 12 de abril de 1851 se unirá con la hermandad del Dulce Nombre de Jesús. Tiene su sede actual en la capilla del Dulce Nombre de Jesús de la iglesia de la Magdalena (antiguo convento de San Pablo).

Fuente:

Bibliografía:

CARRERO RODRÍGUEZ, Juan, Anales de las Cofradías Sevillanas. Sevilla, Castillejo, 1991, pp. 314-328.

Creado: 28 Mar 2018
Modificado: 23 Jun 2019
Referenciar: Ruiz Jiménez, Juan. "Procesión de la hermandad del Sagrado Descendimiento de Nuestro Señor y Quinta Angustia de María Santísima", Paisajes Sonoros Históricos, 2018. ISSN: 2603-686X. http://historicalsoundscapes.com/evento/786/sevilla.


Recursos
Paso de la Quinta Angustia (1)

Paso de la Quinta Angustia (1)

Enlace externo

Paso de la Quinta Angustia (2). Fotografía de Jesusleon

Paso de la Quinta Angustia (2). Fotografía de Jesusleon

Vere languores. Tomás Luis de Victoria