Procesión anual a la iglesia de San Isidoro el segundo día de Rogaciones

Ruiz Jiménez, Juan
Real Academia de Bellas Artes de Granada
0000-0001-8347-0988

Resumen

La procesión que la catedral organizaba en el segundo día de Rogaciones (martes antes del día de la Ascensión) a la iglesia de San Isidoro era una de las más antiguas del ciclo anual litúrgico. Documentada desde principios del siglo XV, formaba parte de una tradición que debía remontarse al menos a la centuria anterior. En ella se cantaban las letanías y el motete Petite et accipietis y era recibida por los ministriles.

Palabras clave

procesión , misa , letanía , Quis vestrum habebit amicum (motete) , cartografiando Francisco Guerrero , cabildo de la catedral , capilla musical de la catedral , ministriles


Al menos desde 1415 se hacía la procesión a la iglesia de San Isidoro en el segundo día de rogaciones (martes antes del día de la Ascensión) y en ella iban seis mozos de coro que llevaban los cirios y los incensarios. Como era habitual, siempre que el cabildo se desplazaba para decir misa en otra institución regular o secular iba acompañada de al menos una parte de sus efectivos musicales y se llevaba a la iglesia un arca con los ornamentos necesarios para la ceremonia. Esta procesión, al menos desde el siglo XVII, era recibida por los ministriles y en ella se cantaban las letanías menores, dando el bajón el tono. En la iglesia se celebraba la misa con sermón. El inventario de 1588 de libros de polifonía de la catedral recoge los siguientes ítems: “otro libro de misas y otras cosas, para cuando va la procesión fuera de la iglesia, encuadernado en papelón y becerro colorado, doradas las hojas / Motetes para las procesiones, en ocho libros pequeños, de muchos autores, encuadernados en papelón y becerro azul, dorada la hoja”. En el inventario de 1644, se incopora “un librete nuevo de letanías, en pergamino y aforrado en cabritilla negra”, el cual en el inventario de 1724 se recoge del siguiente modo: “un librete de pergamino, con cubierta de lo mismo, en que está escrita la Letanía mayor, para que los seises la repitan en la procesiones”. En uno de los libros manuales de este último inventario, se recoge el motete a cuatro voces Petite et accipietis “para los días de rogaciones”. También se lista en ese inventario un libro que “sirve a los ministriles para las procesiones” con un variado repertorio del siglo XVI.

Uno de los motete que pudo interpretarse en estas procesiones de rogaciónes era el Quis vestrum habebit amicum, [Pars 2] Petite et accipietis de Francisco Guerrero publicado en 1570, con la indicación “In die Rogationum”, y reimpreso en la edición de 1597.
Fuente:

Institución Colombina. Archivo de la catedral de Sevilla.  Sección II, libro 712A; sección III, libro 36; libro 11137 (3), pp. 13, 42; sección IV, libro 2B, fol. 27v.

Bibliografía:

Ruiz Jiménez, Juan. La Librería de Canto de Órgano. Creación y pervivencia del repertorio del Renacimiento en la actividad musical de la catedral de Sevilla. Granada: Consejería de Cultura, 2007, 317, 324, 328, 340, 346-347, 382.

Creado: 05 Jul 2019
Modificado: 11 Abr 2020
Referenciar: Ruiz Jiménez, Juan. "Procesión anual a la iglesia de San Isidoro el segundo día de Rogaciones", Paisajes Sonoros Históricos, 2019. ISSN: 2603-686X. http://historicalsoundscapes.com/evento/982/sevilla.


Recursos
Portada principal de la iglesia de San Isidoro. Fotografía de Francisco Martínez Maestre

Portada principal de la iglesia de San Isidoro. Fotografía de Francisco Martínez Maestre

Plaza de San Isidoro. Richard Ford (1832)

Plaza de San Isidoro. Richard Ford (1832)

Laudate Dominum. Francisco Guerrero